Limpieza para la salud de toda la familia

Limpieza para la salud de toda la familia

La ceremonia que se explica a continuación tiene carácter preventivo, de manera que no hay que esperar a que alguien enferme para llevarla a cabo. Este ritual para la salud de toda la familia puede hacerse, por ejemplo, al comienzo de la primavera que es una época donde abundan los trastornos alérgicos o a principios del invierno, para prevenir los catarros.La preparación de la pócima que se utilizará en el ritual deberá llevarse a cabo dos días antes de la luna nueva.

Para la salud de toda la familia necesitamos: Dos litros de agua de lluvia o, en su defecto, de agua mineral o agua destilada – Un puñado de hojas o flores de lavanda – Un puñado de romero – Un puñado de tomillo – Un puñado de hojas de limonero – Un paño blanco

Preparación del líquido: Poner el agua las hojas de lavanda, de romero, de tomillo y de limonero y dejarlas macerar dos días, hasta que sea luna nueva.

Ritual: • La noche de luna nueva fregar la puerta con el líquido que se ha preparado y con un trapo blanco. • Si se quiere también se puede fregar las puertas de todas las habitaciones de la casa. • Cuando se haya terminado con esta tarea, mojar nuevamente el paño en el agua y, sin escurrirlo, dejarlo secar en la ventana. • El líquido sobrante deberá ser tirado sobre tierra, ya sea al aire libre o en una maceta.

[expand title=””] la salud de toda la familia         [/expand]

Ritual de la ruda para restablecer la salud

Ritual de la ruda para restablecer la salud

Ritual de la ruda, esta ceremonia se puede hacer para uno mismo o para otra persona. Sirve para restablecer la salud general o para épocas de apatía, de baja vitalidad o de mucho trabajo y consiguiente desgaste.

Para restablecer la salud necesitamos: Un ramillete de ruda – Un metro de cinta morada – Una vela verde – Un puro Un bolígrafo negro – Una aguja gruesa

Ritual: • Escribir con el bolígrafo los males que se padecen en la cinta morada. Poner los dolores y los síntomas. • Atar con la cinta el ramo de ruda, dándole varias vueltas. • Encender el puro y aplicar su humo al ramo de ruda. • Limpiar con la ruda el cuerpo, utilizándola a modo de escoba y con movimientos de arriba hacia abajo. Insistir en la zona en la que se sientan dolores o que se sepa que es la más afectada. • Envolver la ruda en un papel y echarla a la basura. • Escribir el nombre de la persona enferma en la vela utilizando para ello la aguja. • Hacer rodar la vela, a modo de rodillo, por todo el cuerpo poniendo también especial atención en la zona más afectada. • Encender la vela y pedir que se restablezca la salud de la persona enferma.

La ruda es una planta capaz de expulsar las energías negativas, de ahí que se utilice para limpiar el cuerpo o cualquier ambiente. El tener una ramita de ruda colgada de la puerta protege la casa y la familia.

Ritual para curar una enfermedad provocada

Ritual para curar una enfermedad provocada

La envidia, los malos sentimientos que puedan dirigirnos o los trabajos de magia negra que puedan hacer para causarnos problemas son capaces de acarrear trastornos en la salud. Son males provocados que actúan a través de la íntima relación que existe entre la mente y el cuerpo.

Normalmente, este tipo de enfermedades tiene varías cosas en común: se presentan súbitamente pudiendo desaparecer en muy poco tiempo, los médicos no saben diagnosticarlas y, lo más importante, al mismo tiempo que aparece el problema de salud suelen presentarse en el entorno del enfermo discusiones y disgustos de todo tipo.

Sin embargo, aunque se sospeche que el problema está originado por un maleficio, por envidias o malos deseos, siempre se debe consultar al médico antes de iniciar cualquier rito de magia.

Esta ceremonia para curar una enfermedad provocada tiene como objetivo sanar este tipo de enfermedades o colaborar en su curación. Sirve también para proteger a la persona de agresiones psíquicas y de maleficios.

Ritual para curar una enfermedad: – Una cucharada de nueve clases de semillas diferentes – Una cinta morada de 50 cm de longitud – Una vela verde – Una bolsa pequeña, verde – Una piedra roja o negra – Una cucharada de polvo de alcanfor – Una vara o cono de inciensonde almizcle – Un lápiz o bolígrafo – Una aguja gruesa

Las semillas pueden ser legumbres (lentejas, alubias, garbanzos), granos de trigo o frutos secos (almendras, avellanas). Lo importante es que en la cucharada haya una mezcla de siete de ellas, diferentes.

Ritual: • Encender el incienso. • Mezclar el alcanfor con las semillas. • Escribir en la cinta el nombre de la persona afectada. • Guardar el alcanfor, las semillas y la piedra dentro de la bolsa verde. • Hacer con la bolsa tres veces la señal de la cruz sobre el humo del incienso. • Escribir con la aguja, en la vela, el nombre de la persona afectada. • Atar la cinta en la base de la vela y encender ésta. • Pasar la bolsa sobre la vela, de la misma manera que se ha hecho sobre el incienso, haciendo la señal de la cruz tres veces. • Concentrarse y visualizar que la persona enferma está sana y se siente bien. Pedir a santa Bárbara por su salud. • Cuando la vela se consuma hasta el punto donde está la cinta, apagarla y guardar ambas en la bolsa. • Coser los bordes de la bolsa para que sus ingredientes no se pierdan. • Poner la bolsa debajo del colchón de la persona enferma.

El color morado se relaciona con Neptuno, que es quien provee la intuición, y también con la enfermedad. El verde, por el contrario, se vincula a la salud. Las semillas simbolizan los diferentes mecanismos que puede usar el organismo para curarse y el resto de las especies sirven para ahuyentar a todos los gérmenes que pudieran afectar el buen funcionamiento de los diferentes órganos y sistemas.

Ritual para aliviar las afecciones respiratorias

Ritual para aliviar las afecciones respiratorias

Este ritual para aliviar las afecciones respiratorias podrán celebrarlo todas aquellas personas que tengan problemas respiratorios (bronquitis, asma, etc.) siempre y cuando no sean alérgicas a la cebolla o a la miel.

Muchos asmáticos no saben qué productos son los que les producen los accesos porque nunca se han hecho pruebas de alergia (y aquí cabe aclarar que lo sensato sería hacérselas); por esta razón es importante que, en estos casos, se observen los síntomas inmediatos ante cada paso del ritual para constatar que los síntomas no se empeoran con los ingredientes que en él se utilizan.

El ritual se debe efectuar en la noche de san Juan, es decir el 24 de junio. Puede hacerse antes, pero siempre y cuando se vuelva a repetir en este día.

Ritual para aliviar las afecciones respiratorias necesitamos: Una cebolla pelada – Un frasco de miel

Ritual: • El día anterior a efectuar el ritual, colocar una cebolla pelada en el fondo de un recipiente y cubrirla totalmente de miel. • A las doce de la noche del día 24, recitar la oración delante del recipiente. • A la mañana siguiente, retirar la cebolla y enterrarla. • Guardar la miel en un recipiente y tomar una cucharada todas las mañanas hasta que se acabe.

Oración: “San Juan te pido que el aire que respiro circule por mi cuerpo sin trabas ni asfixia. Libérame de este mal para siempre y concédeme la curación definitiva”. Amén.

Si se trata de un catarro o de cualquier otra dolencia que haya sido diagnosticada y no esté provocada por una reacción alérgica, podrá tomarse, desde el primer día, la cucharada entera de miel; pero en los casos de asma es recomendable que las primeras tomas se hagan con cuidado, usando poca miel y aumentando diariamente la cantidad que se ingiera hasta alcanzar la cucharada.

Si se notara una reacción alérgica a este producto, suspender el ritual de manera inmediata. Para que el efecto sea más rápido, todas las noches se puede poner a hervir en una cazuela un puñado de tomillo y, cuando se produzca el primer hervor, aspirarlo.

Es importante advertir, al igual que se ha hecho con respecto a la miel, que en los casos de asma debe constatarse primero que el enfermo no es especialmente sensible al tomillo.

Si empezara a toser o presentara alguna dificultad respiratoria, interrumpir inmediatamente esta práctica. Conviene también que el acercamiento a los vapores de tomillo sea progresivo y sólo aspirar profundamente cuando se tenga la certeza de que no se produce ningún síntoma de ahogo.

Ritual para un descanso reparador

Ritual para un descanso reparador

A menudo se pasa por períodos en los cuales, por mucho que se duerma, uno se levanta cansado, como si el sueño no hubiera sido suficiente. Los problemas cotidianos, el estrés e incluso el cansancio físico a menudo impiden que el descanso sea, realmente, reparador. Este ritual para un descanso reparador tiene como objetivo lograr un sueño profundo y placentero durante el cual el organismo pueda recuperar fuerzas.

Para un descanso reparador necesitamos: Un frasco de aceite de almendras – Un paño violeta, de 30 x 30 cm Un cono o varilla de incienso de lavanda. Si se utiliza pijama o ropa de dormir color violeta será más efectivo, porque este es el color de Neptuno, deidad relacionada con la vida psíquica que es, en definitiva, la que en estos casos está afectada.

Ritual: • Antes de acostarse, encender el incienso de lavanda. • Frotar los pies vigorosamente con el aceite de almendras y luego las manos. Mientras se hace esto, repetir tres veces la oración. • Poner el paño violeta debajo de la almohada. • Una vez en la cama, cerrar los ojos y visualizar escenas en las que el color predominante sea el violeta.

Ritual para un descanso, Oración: “Que este maravilloso líquido me libere de las energías negativas que no me permiten descansar. Ángel de la Guarda: protege y dulcifica mis sueños”.

Las manos, los pies y el pelo son puntos por los cuales la energía entra y sale del cuerpo. Por esta razón, conviene lavarse bien pies y manos antes de acostarse ya que, durante el sueño, el organismo se encarga de desechar las energías negativas y cargar las positivas. Neptuno rige la vida psíquica y también los pies, son el punto de contacto natural con la tierra.

Ritual del ajo para aliviar el dolor de muelas

Ritual del ajo para aliviar el dolor de muelas

Este es otro de los ritos que han llegado hasta nuestros días cuya finalidad es aliviar cualquier odontalgia. El ritual para aliviar el dolor de muelas podrá hacerse para curar el propio dolor o bien el de otra persona. En este caso, esa otra persona deberá estar presente durante toda la operación. La oración deberá rezarla quien ejerza la ceremonia.

Para aliviar el dolor de muelas necesitamos: Dos dientes de ajo – Una vela verde – Dos tenedores o palillos

Ritual:
• Encender la vela.
• Pinchar los dientes de ajo, sin pelar, con los tenedores o los palillos.
• Acercarlos poco a poco a la llama de la vela de modo que vayan calentándose lentamente. No ponerlos sobre ella para que no se quemen.
• Una vez que los dientes de ajo estén calientes, posar uno de ellos sobre la mejilla, en el punto más próximo a la pieza que esté provocando el dolor, y el otro en el pabellón de la oreja de ese mismo lado. Deberá buscarse el punto en el que haga más efecto pero sin introducirlo, bajo ningún concepto, dentro del oído.

Oración: “Diente, yo te conjuro en nombre de Dios vivo que no hagas mal a (nombre de la persona afectada) como la lanza hizo en el costado de Nuestro Señor”. (Rezar tres padrenuestros y tres avemarías.)

[expand title=””]

aliviar el dolor de muelas

 

 

 

 

[/expand]

Ritual para curar herniado a un niño

Ritual para curar herniado a un niño

En diversos pueblos de España se realizan ceremonias para curar las hernias de los niños. El acto central de la ceremonia consiste en pasar al pequeño por entre las ramas de un árbol que en algunas localidades de la zona valenciana es una higuera y en otras, de Andalucía, es un granado.

El ritual para curar herniado se lleva a cabo la noche de san Juan y el que aquí se reproduce pertenece a la localidad de Jódar. Ha sido documentado por Ildefonso Alcalá Moreno y su nombre es la tradición de los «quebraos» (herniados).

Para curar herniado necesitamos: Tres personas cuyos nombres sean Juan, Juana y María – Un granado – Un poco de barro.

Ritual:
• Partir una rama del granado.
• Las personas que se llamen Juan y Juana, deberán coger al niño «quebrao» y dar vueltas alrededor del tronco del granado.
• La persona cuyo nombre sea María debe amasar un poco de barro, rezar la jaculatoria y pegar con el barro la rama que ha sido cortada.

Jaculatoria: “Quebrao me lo das y sano te lo entrego”.

Si la rama queda sujeta con el emplasto de barro y sana, el niño también sanará. El ritual levantino es ligeramente diferente; así, Juana le entrega el niño herniado a Juan, pasándolo por la horqueta de una higuera al mismo tiempo que recita la jaculatoria.

[expand title=””]

curar herniado

 

 

 

 

[/expand]

 

Ritual para aliviar dolores articulares

Ritual para aliviar dolores articulares

Cuando se produce una dislocación, el dolor puede ser intenso y afectar huesos, músculos y tendones. Esta ceremonia para aliviar dolores articulares tiene como objetivo aliviar esas molestias. Como siempre, se recomienda que ante un dolor de este tipo o de cualquier otro, se consulte inmediatamente a un médico.

Para aliviar dolores articulares necesitamos:

Una cinta verde – Una vela verde – Una prenda de vestir que tenga más de dos botones (por ejemplo, una chaqueta). La ceremonia podrá realizarse en cualquier momento; debe ser ejecutada por la persona afectada.

Ritual para aliviar dolores articulares:

• Abotonarse mal la prenda de vestir; es decir, en lugar de poner el primer botón en el primer ojal, ponerlo en el segundo y así sucesivamente.
• Encender la vela verde.
• Atarse la cinta verde alrededor de la articulación afectada. Si el lazo hubiera que armarlo con la mano izquierda, se recomienda hacer previamente un nudo corredizo para que esta operación resulte más fácil.
• Decir la oración a medida que se desabotona la prenda y se la vuelve a abotonar, esta vez correctamente.
• Dejar que la vela se consuma por sí misma.
• Llevar la cinta atada a la articulación hasta que el dolor desaparezca.

Oración: “Que aquello que está errado vuelva a su lugar como vuelven rigurosas las olas en el mar. Por obra de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo ¡Que esto se arregle ya!”.

[expand title=””]

aliviar dolores articulares

 

 

 

 

[/expand]

Ritual para ayudar a bajar la fiebre

Ritual para ayudar a bajar la fiebre

Este ritual para ayudar a bajar la fiebre deberá ser realizado cuando se presenten estados febriles de varios días de duración. Como siempre, es imprescindible ir al médico y hacer el diagnóstico de la enfermedad que la provoque. El ritual sólo sirve para ayudar al organismo y acelerar la mejoría.

Para ayudar a bajar la fiebre necesitamos:

Una cebolla – Agua mineral – Una maceta de barro con tierra nueva. Una estampa de san Blas – Un paño limpio. La maceta de barro deberá ser nueva, sin estrenar, o estar muy limpia por fuera de modo que conviene ponerla en un lugar en el que no se ensucie fácilmente.

Es muy importante recordar que el ritual tiene que realizarse siempre y cuando no haya ninguna indicación médica que impida el poner un paño húmedo en la frente de la persona que esté enferma.

Ritual:
• Plantar la cebolla en el tiesto.
• Poner un paño plegado, mojado, alrededor del tiesto y luego ponerlo sobre la frente del enfermo recitando la jaculatoria.

Oración: “San Blas bendito, que la fiebre se vaya por donde ha venido”.

[expand title=””]

ayudar a bajar la fiebre

 

 

 

 

[/expand]

Ritual para aliviar la retención de líquidos

Ritual para aliviar la retención de líquidos

Este es un trastorno bastante común, afecta a muchas personas, especialmente a las mujeres, y se acentúa con la llegada del verano. Para resolverlo, además de consultar al médico para que averigüe las causas que lo provocan, conviene vigilar estrechamente la alimentación.

Es recomendable no comer alimentos muy salados, así como tomar aquellos que sean diuréticos, que favorezcan la eliminación de los líquidos. Entre éstos, pueden citarse: calabaza, calabacín, pera y endibias, alimentos que, además, al tener pocas calorías, no engordan. Otros alimentos diuréticos son el melón y las pipas de girasol.

Una ingesta rica en estos productos reducirá, en gran medida, el problema. Este ritual para aliviar la retención de líquidos es apropiado para deshinchar las piernas, que suele ser la zona del cuerpo donde más se acusa la retención.

Para aliviar la retención de líquidos necesitamos:

Medio litro de aceite de girasol – Un ramillete de romero. El aceite deberá prepararse unos 15 días antes echando el romero dentro de la botella y dejándolo macerar.

Ritual:

• Encender una vela verde y colocarla junto a la botella de aceite.
• Rezar la jaculatoria.
• Mojarse las manos con el aceite y, con las piernas en posición horizontal o apoyadas en algún lugar de modo que queden más altas que la cabeza, hacer un masaje. Comenzar por los pies, incluyendo la planta, los dedos y el empeine.
• Masajear especialmente la parte posterior del tobillo, utilizando para ello el pulgar y el índice, en la zona en la que se muestra en el dibujo y siempre haciendo el masaje de abajo hacia arriba.
• Terminar masajeando el resto de la pierna, siempre en la dirección indicada.

[expand title=””]

aliviar la retención de líquidos

 

 

 

 

[/expand]