Curación del Mal de Ojo ritual del País Vasco

Curación del Mal de Ojo ritual del País Vasco

Este ritual para curación del Mal de Ojo, originario del País Vasco (España), no solo sirve para quitar el mal de ojo, sino que puede permitir conocer su origen, la persona que lo ha ocasionado; es imposible hacerlo para uno mismo; siempre debe ser ejecutado para curar a otra persona, y siempre extremando las precauciones.

Productos:
Una sartén u olla pequeña, honda
Un trozo de estaño
Un cubo con agua
Cómo realizar el hechizo:

La ceremonia “Curación del Mal de Ojo“se podrá hacer en cualquier momento del día o de la noche.
Colocar el estaño en la sartén u olla y ponerlo a fuego muy lento hasta que se derrita; mientras se espera, acostar a la persona afectada y cubrirla por completo con una manta limpia, a ser posible blanca y gruesa.

Cuando el estaño se haya derretido, coger la olla y hacer con ella tres cruces sobre el enfermo: una en la cabeza, otra en el tronco y otra en los pies.

Echar rápidamente el estaño derretido en un cubo con agua.
Al entrar en contacto con el frío, el estaño se solidifica y toma formas diversas, juntándose en un solo bloque o en multitud de figuras.

Mirando estas, se pueden obtener respuestas sobre el origen del mal o sobre la vida de la persona que ha curado. Curación del Mal de Ojo ritual del País Vasco, un gran privilegio para quien lo quiere utilizar sin perjuicio alguno… Suerte.

[expand title=””]

Curación del Mal de Ojo

 

 

 

 

[/expand]

Oración a San Jorge para quitar el mal de ojo

Oración a San Jorge para quitar el mal de ojo

¡Oh¡ San Jorge, siervo de nuestro Señor Jesús, tu que defendiste a los cristianos y a todo hombre de buena fe, invoco tu defensa en este día y en esta hora, para que cortes y recortes ligaduras amarraduras, saladuras y todo lo que pueda perturbar a … … Protege su casa y sus seres queridos hoy y siempre, por los siglos de los siglos. Que así sea.

Leyenda de San Jorge San Jorge patrono de: agricultores, soldados, arqueros, prisioneros, herreros, gentes del circo, escultistas (Scout), montañeros, etc. También es protector de los animales domésticos. Su nombre es invocado contra las serpientes venenosas, las enfermedades de la piel, el herpes, la peste, la lepra y la sífilis, contra el mal de ojo.

[expand title=””]

San Jorge

 

 

 

 

[/expand]

 

Oración para quitar el mal de ojo

Oración para quitar el mal de ojo

Si solo te pasan cosas malas una y otra vez, y no sabes muy bien porque tal vez un mal de ojo te hayan echado, así que sólo te queda hacer algo para quitarte la mala suerte de encima, porque si no lo haces seguirán pasándote cosas y el único que puedes salvarte eres tú mismo. Lee esta oración por la mañana y por la noche hasta que la suerte vuelva a tu vida.

Oración para quitar el mal de ojo

En el nombre del padre, del Hijo y del Espíritu Santo, por el poder de la Santísima Trinidad y por el poder del Creador, tenga por virtud y poder de desechar encantamientos, brujerías, hechicerías y todo mal, dado, tirado o tomado en cualquier maleficio.

Por el poder del Creador, por el poder de San Cipriano y el redentor, por el poder de la Santísima trinidad y de mi Ángel Guardián, por el poder de todos los Santos, mis enemigos quedan derrotados, que el espíritu Santo sea mi ayuda y me guarde de los malos espíritus. Señor haz que las armas de mis enemigos o enemigas, fueran hombres o mujeres, grandes o pequeños, si traen armas no me lastimen, sus ojos no me vean, sus lenguas desatadas no me ofendan, que ni diablos, brujos o brujas, polvos, velas, mala suerte, encantamientos, malos espíritus, sean reventados antes de llegar a mí.

Que si soy perseguido los pasos de mis perseguidores sean clavados con clavos y crucetas. Cárceles y calabozos, candados y cadenas y grillos que encierran o aten mi cuerpo, revienten como reventaron los rayos y centellas, cuando Jesús expiro en la Cruz. Que mi cuerpo sea cubierto con el manto sagrado de la Verónica, para luego ver la redención del mundo. Amén.

[expand title=””]

mal de ojo

 

 

 

 

[/expand]

Incienso contra el mal de ojo

Incienso contra el mal de ojo

Cada vez son más, las personas que se sienten víctimas de una maldición o de un ataque de lo que vulgarmente llamamos mal de ojo, por lo cual, damos la receta para elaborar uno de los más populares inciensos contra el mal de ojo.

Se elaborará y se empezará a quemar, en un lunes por la noche y lo utilizaremos durante siete días consecutivos:

Los ingredientes son los siguientes:

    • 75 gramos de madera de Sándalo molida.
    • 25 gramos de barritas de Canela (picadas muy finamente).
    • 25 gramos de hoja de Eucalipto (también muy seco y picado).
    • 25 gramos de raíz de Mandrágora (procurar que esté bien seca).
    • Un poco de polvo de Coral rojo (que sea auténtico).

Preparación:

En un almírez de mármol o de piedra, picado todo muy bien y, cada día poner un puñado de dicha mezcla sobre una porción de carbón instantáneo, para que se queme hasta el último gramo. Mientras el humo se eleva hacia el cielo, recitaremos la siguiente oración:

“Suerte que me quieras tres veces tú la tengas, la salud que me desees, que sea la tuya también, si algún daño me propones, que se aparezca entre estos vapores”.

Este ritual contra el mal de ojo, como todos los demás, se tiene que llevar a cabo con mucha fe y con la mente muy positiva.

[expand title=””]

contra el mal de ojo

 

 

 

 

[/expand]

Mal de ojo la herida del aura

Mal de ojo la herida del aura

El mal de ojo existe desde que el mundo es mundo y las personas habitan en el. La forma más sencilla de percatarnos del mal de ojo es cuando un bebe o niño niño pequeñito, empieza a llorar de la nada o nos percatamos que está mal de un momento para otro que incluso le da calentura. Existen personas que tienen muy fuerte su mirada y de alguna forma inconscientemente provocan el mal de ojo y esto puede presentarse en una persona adulta por igual.

El mal de ojo es un malestar generalizado que comienza por agitación, cansancio, mala racha sin motivo justificado, en todos los asuntos que estamos tratando y va in incrementando acumulando malestares y molestias.  Suele ir acompañado de problemas físicos no habituales.

¿Cómo se produce esto? Sencillo. A través de una asimilación de energía dañina trasmitida a por otra persona, ya sea provocado voluntaria o involuntariamente. Puede ocurrir que el provocador desconozca su propio poder y lo mas seguro es no sea consciente de sus propios deseos o envidias ajenas, pero eso no quiere decir que igualmente no sea el causante.  Hay unos síntomas que son indicativos de mal de ojo provocado:

SÍNTOMAS EN LOS NIÑOS

– Llanto continuo (sin haber causa aparente alguna).
– Falta de apetito.
– Insomnio (se suelen despertar por la noche).

SÍNTOMAS EN PERSONAS ADULTAS

– Insomnio
– Pesadillas y sueños negativos repetitivos.
– Sobresaltos durante el sueño (se despiertan con sensación de azoramiento y agobio)
– Pesadez y opresión en el pecho ya sea dormido o despierto.
– Presión en la garganta por un sueño ocurrido en las últimas horas de la noche. Siempre en este caso el despertar es sobresaltado con la presión en la garganta.
– Tensión nerviosa. Estado de nerviosismo y ansiedad generalizada, pero hay que tener en cuenta que deben concurrir mas de un síntoma a demás de este.
– Falta de energía. Se encuentra en un estado de e energía bajísimo encontrándose habitualmente cansado.
– Depresión
– Mareos y vahídos
– Mente confusa. De no comprender cosas simples, olvidos, sensación de embotamiento. Pérdida de memoria.
-Nauseas, y vómitos y falta de apetito.
– Inapetencia sexual.

Tristeza, llanto, dolores de cabeza, estómago y espalda sobre todo. Tensión nerviosa y falta de concentración son características muy sintomáticas. A esto se añada que los médicos no encuentran motivo justificado para estos estados, y evidentemente, a partir de ahí, ya tenemos el caldo de cultivo para que se sumen los problema de relación de pareja, con secuelas tales como la impotencia o inapetencia sexual.

Los mareos, la perdida de memoria. La desgana o desinterés por la vida aparecen en escena, y como consecuencia llegan problemas laborales, y económicos, bien sazonado todo ello con enormes disputas familiares. El resultado es una crisis personal, en la que lo más difícil, es detectar la causa. En una palabra la persona ha perdido su vibración energética habitual y todo se viene en su contra.

El hecho de que todos tengamos uno o dos de estos síntomas no significa que estemos cogidos por el mal de ojo; deben coincidir muchos de todas estas características y así y todo debemos cerciorarnos del alojamiento se ha producido.

[expand title=””]

Mal de ojo

 

 

 

 

[/expand]